La participación femenina sigue creciendo y ya supera el 35% en las pruebas de running.


Estamos ya por todas partes, en la ciudad, en los pueblos, en la costa o en el interior. No es un fenómeno meteorológico, es la fiebre por el running y tiene rostro de mujer. Cada vez somos más las que se nos calzamos unas zapatillas y disfrutamos de los beneficios de este deporte.

Qué lejos queda ya el 261. ¿Sabes lo que es? El dorsal de Katherine Switzer, la mujer que cambió la historia y se enfrentó a la estúpida norma que prohibía a las mujeres correr maratones. Ella lo hizo, en Boston, pese a que un organizador de la carrera intentó arrancarle el dorsal. Era el 19 de Abril de 1967. El día en el que otra mujer dio un paso de gigante en la carrera por la igualdad.

Puedes leer el artículo completo aquí: LEER ARTÍCULO COMPLETO