Publicado el estudio “Mujeres, igualdad de género y la transición energética en la UE”


El Parlamento Europeo ha publicado este estudio que examina el papel de las mujeres en la transición energética en la Unión Europea y el alcance de la igualdad de género en el proceso, particularmente con respecto al sector de las energías renovables.

El estudio identifica las desigualdades de género que dificultan que las mujeres se involucren en la transición energética y su avance profesional en esta área y evalúa cómo la transferencia al modelo de energía sostenible afectará la igualdad de género y el papel de las mujeres como actores del cambio. Las mayores desigualdades identificadas son: brechas de género en el acceso a la energía; brechas de género en el mercado laboral de la energía donde las mujeres solo están presentes en un 35% según datos de 2016; brechas de género en la educación relacionada con la energía; y diferencias de género en la toma de decisiones.

Las recomendaciones que el estudio propone para promocionar la igualdad de género en la transición energética, son:

·         Creación de una política energética más equitativa en cuanto al género: Se recomienda adoptar la metodología «Definir, planificar, actuar, controlar» descrita por el EIGE en el documento “Gender and Energy”.

·         Reducir la brecha de género en el empleo en energías renovables: Actualmente se están llevando a cabo una serie de iniciativas en el ámbito de la educación y el empleo de las mujeres para tratar de superar las barreras que impiden que obtengan un empleo y permanezcan en el mercado laboral del sector. Evaluar las distintas iniciativas llevadas a cabo por las organizaciones ayudaría a identificar lo que está funcionando en este sentido.

·         Reconocer y abordar la incidencia del género en la pobreza energética: Las mujeres y los hombres se ven afectados de manera desigual por la pobreza energética, debido a factores como las diferencias de ingresos, las condiciones de vivienda o el cuidado de personas dependientes y menores.

·         Aumentar la igualdad de género en la toma de decisiones a nivel local en relación con la transición energética: Las organizaciones que se proponen aumentar la igualdad de género en la toma de decisiones deben tener en cuenta la situación de las mujeres. Primero, reconociendo que los factores de motivación de las mujeres pueden ser diferentes a los de los hombres; segundo, fomentando el valor de las competencias no técnicas para el funcionamiento de la organización, y tercero, evitando depender de contribuciones voluntarias para el funcionamiento de la organización.

Este es un punto de partida para conseguir que las mujeres formen parte de la transición energética.

Más información en: https://www.europarl.europa.eu/RegData/etudes/STUD/2019/608867/IPOL_STU(2019)608867_EN.pdf